Menu

Las bielas dan vida al motor de su coche

2 octubre, 2020 - Sin categoría

El motor del vehículo junto con otros componentes, hacen posible el funcionamiento del coche. Entre los diversos elementos que conforman la máquina están las bielas, las cuales son piezas indispensables para los motores de combustión interna; ellas transfieren el movimiento por medio del esfuerzo de tracción y de compresión al que son sometidas.

La forma específica de su diseño le permite conectarse entre el pistón y el cigüeñal, su movimiento es muy similar al que se realiza al pedalear una bicicleta. Su función es transmitir la fuerza que recibe de la combustión por medio del pistón y junto con el émbolo se forma el mecanismo común de los motores de combustión interna; es así como a través de un movimiento alternativo se obtiene uno giratorio, lo cual hace que el punto muerto de cada pistón no coincida con el de los otros.

Partes de una biela

Su forma y dimensiones se deben a la función del trabajo que hacen. Se divide en tres partes:

Pie: es la base de la pieza, en la cual se encuentra forjado un pequeño agujero donde va introducido a presión un casquete. En él se inserta un cilindro, tubo o bulón metálico para unir la biela al pistón.

Cuerpo de la biela: es la parte con mayor fuerza; en sí, permite soportar en su eje longitudinal los duros esfuerzos de compresión y tracción. Una sección de ella, por lo general, tiene forma de T, H o cruz en algunos casos.

Cabeza de la biela: es un agujero mucho más grande que el del pie y se conforma por dos mitades, una que va unida al cuerpo y la otra, llamada sombrero, se coloca superpuesta, y se une por medio de unos tornillos. Esta parte de la biela es la que se conecta al cigüeñal.

Existen algunas piezas que no forman parte de la biela, pero son utilizadas por la misma, que son:

El pasador de biela: se trata del mismo pasador del pistón, lo que sucede es que en algunos manuales puede tener otros nombres como bulón. Su función es conectar la biela al pistón.

Cojinetes de biela o casquetes: son unas piezas metálicas que se colocan entre el cigüeñal y la biela. Están elaborados de un material antifricción y van adheridas gracias a un recubrimiento especial. Cada casquete se forma por dos piezas, una es instalada en la biela y la otra en la cabeza de la biela; de esta manera, se impide que gire con el movimiento rotatorio del cigüeñal.

Desde una tuerca, una biela o la bomba de gasolina, hasta el bloque motor, pueden presentar fallas de menor o mayor tamaño. Si está harto y ya prefiere dejar el vehículo a su suerte, mejor piense que vender un coche al desguace quizás sea una opción acertada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.